Ademas, incorpora el avanzado sistema de seguridad SmartSense que incluye asistencia para evitar colisiones de punto ciego (BCA), asistencia de mantenimiento de carril (LKA), asistencia de seguimiento de carril (LFA), asistencia para evitar colisión frontal (FCA), control crucero adaptativo (SSC), alerta de tráfico cruzado (RCCA), asistencia de luces altas y advertencia de atención del conductor.

Autonomia y capacidad

Los elementos del motor están cuidadosamente diseñados para otorgar excelentes beneficios durante la conducción, junto a una gran autonomía para los desplazamientos cotidianos y en carretera. El nuevo Kona EV permite pasar de 0 a 100km/h en tan solo 7,9 segundos, con las baterias de capacidad de 64kWh,  las cuales cuentan con una autonomia de hasta 484 km. Adicionalmente el nuevo Kona EV puede ir equipado con una de batería de 39,2 kWh la cual tiene hasta 305km de autonomía.

Su plataforma permite integrar las baterías ahorrando espacio y sin sacrificar la amplitud del habitáculo, la bateria de 64kWh cuenta con un sistema de gestión térmica la cual aumenta la eficiencia y la vida útil de la misma. La batería es enfriada por un sistema de refrigeración líquida en conjunto con un sistema de refrigeracion por aire inteligente, ubicada en la parte inferior de la parrilla delantera.  En cuanto a la eficiencia energética, tiene la posibilidad de desconectar la climatización de los pasajeros para ahorrar batería durante la conducción.

El sistema de frenado regenerativo del new Kona EV, equipado con tecnología de vanguardia para una conducción inteligente, utiliza el motor eléctrico para reducir la velocidad del vehículo y recargar la batería durante la conducción. Para recuperar la energía y almacernarla en la batería, se ajusta el nivel de la frenada regenerativa con las palancas situadas en el volante. A mayor nivel, más frena el auto y más se carga la batería al levantar el pie del acelerador. Además, el sistema de frenado regenerativo inteligente utiliza los sensores del radar delantero (control crucero adaptativo) para controlar de forma automática el nivel de frenado en función del tráfico.

El nuevo Hyundai Kona EV ofrece una amplia variedad de opciones de carga dependiendo de la conexión de red o del tipo de recarga rápida a la cual se tenga acceso. El cargador portátil de emergencia tiene un tiempo de carga de 17 horas (39,2 kWh) y de 28 horas (64 kWh); por su parte, el cargador normal AC tiene un tiempo de carga de entre 6 y 7 horas (39,2 kWh) y de entre 9 a 10 horas (64 kWh); en cambio, un cargador rápido DC tiene un tiempo de carga de 47 minutos para ambas versiones siempre y cuando este conectado a un cargador de 100 kW.

“Mientras la electromovilidad avanza en el mundo, en Hyundai Chile buscamos ser parte de esa transformación con modelos que sean amigables con el medio ambiente, con cero emisiones y protagonistas del futuro electrificado que cada vez está más cerca”, comenta José Luis Correa, gerente de marketing y experiencia de clientes de Automotores Gildemeister.